Ante la urgencia del aquí y ahora, el remanso de la poesía

Por Gabriela Mariel Arias

cartel lectura

Ilustración de Esther Carazo Manso

De la mano de María Cristina Ramos, los invito a que pensemos cuántos y cuáles son los espacios en los que la poesía está presente en la escuela.

Según la escritora argentina, ingresa en el ámbito escolar como pidiendo permiso y a tientas. Plantea que, en un mundo que se alimenta de vértigos, la poesía necesita anidar en un tiempo diferente que permita recalar en el terreno de la subjetividad:

“[…] da la posibilidad de un respiro, de un espacio que cobija y repara la subjetividad de quienes como lectores pueden haber sufrido olvido o abandono, soledades de lectura o ausencia de libros. La poesía instala renuevos en los ya lectores, porque los conecta otra vez con la matriz del arte y de la palabra y porque recupera, por momentos, la sensación de compartida aventura de los escondites de la infancia”.

(En: Ramos, María Cristina. “Urgencias y remansos”. 32° Congreso Internacional de IBBY. Santiago de Compostela, 8-12 de setiembre de 2010).

Anuncios