Biografía lectora

Por Gabriela Mariel Arias

4b6984fc93edb214c3b209c192f7ea59

James Francis Day (1863-1942)

Como lectores, en nuestra infancia, emprendemos un camino que estará marcado por los relatos que nos han narrado, por los libros que hemos leído, por las tareas de lectura que tuvimos que abordar en la escuela, por los modelos de lectores que conocimos, por el modo en que nuestras experiencias lectoras nos hicieron sentir.

Ese camino, que vamos andando a través de las lecturas, es, sin dudas, sinuoso. Luego de haber andado un buen trecho, puede observarse como un mapa en el que habrá marcas que den cuenta del recorrido de la vida del lector.

Así, el sendero que recorremos a partir de la lectura, en torno a ella y a través de ella, es nuestra biografía lectora: la historia de nuestra vida como lectores.

Ahora bien, ¿de qué manera se lleva a cabo el encuentro entre el mundo del texto y el mundo del lector? La escritora Adela Basch nos proporciona una de las posibles respuestas, si atendemos a su biografía lectora: “Mi vida se ha ido tejiendo con la trama de mis experiencias, pero también con todos los cuentos e historias que oí contar aun desde antes de saber el nombre del mundo. Cada historia escuchada, como cada libro leído, ha dejado en mí alguna sustancia casi intangible que es ahora parte de mis pensamientos, mis emociones y mis mociones, inseparable de mi identidad”[1] (Basch, 2008; p. 6).

Los invitamos, ahora, a leer algunas biografías lectoras que fueron publicadas como subnotas de un artículo escrito por Ángela Pradelli, cuyo título es “Revelación de un mundo[2]”. Para leerlas, hagan clic en los enlaces:

 

_________________________________

[1] Basch, Adela. “Biografía lectora”. En: La Rosa, Juana (comp.). Latinoamérica en voz: cuentos y leyendas. Buenos Aires: Ediciones Abran Cancha, 2008.

[2] Pradelli, Ángela (11 de diciembre de 2011). “Revelación de un mundo”. En Suplemento Radar Libros. Página/12. Recuperado de https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-4503-2011-12-11.html.

Anuncios

Entrenamiento para lectores 2018

Por Gabriela Mariel Arias

Los comienzos de año suelen ser momentos perfectos para iniciar nuevos proyectos o para volver a mirar aquellos que venimos desarrollando hace un tiempo, con la intención de renovarlos. Seguramente, también, el estreno de este 2018 nos sorprendió con una lluvia de buenos propósitos: practicar algún deporte, alimentarnos saludablemente, dedicar más tiempo a nuestra familia, aprender idiomas y, por supuesto, leer más.

Precisamente de ese último buen propósito hablaremos hoy, en este espacio de encuentro de lectores de literatura infantil y juvenil. Con la intención de acompañarlos a cumplirlo, desde Literarias les proponemos un desafío para este 2018. Los invitamos a cumplir un reto de lectura: 12 libros, en 12 meses. Para comenzar, sólo tienen que hacer clic en la biblioteca de cada mes y verán el texto que les proponemos.

Sólo queda decidir cuál será la escena de lectura que los acompañará cada mes: solitaria o colectiva, silenciosa o en voz alta, privada o pública. A veces, escuchando una voz que nos acerque el relato construido con palabras. Otras, sumergidos en la lectura y abstraídos del mundo más allá de las páginas.

Los invitamos, entonces, a iniciar el desafío, a contagiar la propuesta y a compartir los comentarios, en este espacio, con otros lectores que desfrutan de la lectura tanto como nosotros. ¡Adelante!

 

Reto de lectura 2018

Ante la urgencia del aquí y ahora, el remanso de la poesía

Por Gabriela Mariel Arias

cartel lectura

Ilustración de Esther Carazo Manso

De la mano de María Cristina Ramos, los invito a que pensemos cuántos y cuáles son los espacios en los que la poesía está presente en la escuela.

Según la escritora argentina, ingresa en el ámbito escolar como pidiendo permiso y a tientas. Plantea que, en un mundo que se alimenta de vértigos, la poesía necesita anidar en un tiempo diferente que permita recalar en el terreno de la subjetividad:

“[…] da la posibilidad de un respiro, de un espacio que cobija y repara la subjetividad de quienes como lectores pueden haber sufrido olvido o abandono, soledades de lectura o ausencia de libros. La poesía instala renuevos en los ya lectores, porque los conecta otra vez con la matriz del arte y de la palabra y porque recupera, por momentos, la sensación de compartida aventura de los escondites de la infancia”.

(En: Ramos, María Cristina. “Urgencias y remansos”. 32° Congreso Internacional de IBBY. Santiago de Compostela, 8-12 de setiembre de 2010).

“Ato solene” de Luis María Pescetti

Ato_solene“Antes de que nada quiero significar que es un alto honor para mí poder haber podido liegado a ser diretora de este establecimiento escolar de enseñanza, aunque más no fuera que todo se justefica en haber liegado al día de que hoy para poder recibir con mis humildes palabras que pude haliar al tan alto conjunto de personas que hoy se han acercado a nosotros a tal efecto.

Se encuentra entre nosotros, enchiéndonos de orguliecimiento (comienza a jugar con su zapato y se le sale), la bisnieta del fundador de nuestra escuela: la Señorita Írpides de Loza. Otro aplauso para elia también… pobre mujer.

Y bien, ahora sí: Altísimas Autoridades, Señorita Inspectora, Señorita Secretaria, Señoras Maestras, Señoras Porteras, alúcnos, y ¿por qué no también? Señorita Vice-Directora, que también es un ser humano como todos, ¿no? Antes de iniciar con este acto solegne vamos a oír una canción que hice dedicada al escudo de la cooperadora y que le puso música la señorita Esther, de actividades prácticas. Oigamos el disco con atención que allí lo canta el profesor de gignasia. […]” (
para seguir leyendo).

_______________________

En: Pescetti, Luis María. Nadie te creería. Buenos Aires: Alfaguara Infantil, 2004.